Cómo cambiar la cerradura de una puerta

Hoy te enseñaremos a cambiar la cerradura de una puerta sin tener que llamar a un cerrajero. De forma fácil y siguiendo los pasos, lo conseguirás

A través de sencillos y prácticos pasos descubrirás que cambiar una cerradura no es cosa del otro mundo, bastará con un poco de dedicación y paciencia. ¡Manos a la obra!

Por diferentes que sean los motivos, es posible que te hayas visto en la obligación de cambiar la cerradura de tus puertas, ya sea porque te olvidaste las llaves, se rompieron o fuiste víctima de un asalto. No importa la razón, es casi seguro que nos veremos en la obligación de tener que llamar al cerrajero para solucionar el problema. Pero ¿qué pasa cuando el cerrajero no está disponible? Es ahí cuando entra a tallar la experiencia.

El proceso para cambiar una cerradura no tiene por qué ser un dolor de cabeza, sin embargo, el primer paso es uno de los más importantes. Comienza soltando la cerradura y retirando el picaporte con la ayuda de una herramienta punzante.

Cómo cambiar la cerradura de una puerta

Pasa a retirar el eje cuadrado de accionamiento y destornilla todas las fijaciones que se hayan conectado con la madera. Ahora es momento de introducir el destornillador por los orificios del pasador empujando con ligera presión hasta que el mecanismo se afloje.

Antes de quitar la cerradura, sujétala de ambos extremos (inferior y superior) y procede a retirarla sin hacer mucha fuerza. Engrasa la nueva cerradura que vas a utilizar (puedes usar aceite comercial), y finalmente colócala repitiendo el mismo procedimiento pero en el orden inverso.